Ruta Laguna Grande de Gredos

En la provincia de Ávila, es una ruta muy conocida en la que podrás disfrutar de sus emblemáticos paisajes y de la cabra montés. Además, puedes ir con perros (nosotros fuimos con Gala) por lo que la recomendamos sin ninguna duda.

La ruta comienza en la Plataforma de Gredos, la dificultad es de nivel bajo por lo que es una ruta aceptable para principiantes al igual que para perros y consta de unos 14 km ida y vuelta.

El tiempo aproximado de la duración total de la ruta es unas 5 horas, pero esto dependerá del ritmo que lleves y las paradas que se realicen. Se recomienda llevar buen calzado, agua, ropa ligera en verano y sobre todo protección solar (importante que no se os olvide y que sea factor alto, porque aún así nosotros nos abrasamos…)

El primer tramo de la ruta es de los más duros, puesto que apenas has calentado y tienes que realizar algunos ascensos de fuerte pendiente por un camino empedrado hasta llegar al Arroyo de las Pozas. La senda es lineal, y esta señalizada en todo momento con identificación PR-AV 17.

Una vez pasamos el Arroyo de las Pozas donde Gala pudo refrescarse y beber agua, comenzamos nuevamente un ascenso, esta vez moderado (hay algún tramo con más pendiente), hasta que llegamos al Mirador de los Barrerones. En este tramo encontraremos la primera fuente de la ruta, que en nuestro caso no tenía agua por lo que recomiendo ir con provisiones desde el inicio.

Una vez llegamos al Mirador de los Barrerones, lugar que merece un descanso y pararse a admirar las vistas, pudimos ver por primera vez de cerca la cabra montés. Algunas son muy listas y saben que ahí la gente para a comerse algún tentempié por lo que las tienes prácticamente al lado.

Pasado este punto comenzamos el descenso (y menudo descenso) hacia la Laguna Grande. Según empezamos la bajada encontramos la segunda fuente de la ruta (esta si que tenía agua), donde pudimos rellenar las botellas con agua super cristalina y muy fría. Aunque la más agradecida sin duda fue Gala que no dudó en tumbarse en el agua para refrescarse y empezar la bajada fresquita.

La senda se vuelve cada vez más empedrada, pero descubriendo unos parajes increíbles, sobre todo el Pico Almanzor, uno de los más altos del Sistema Central. Es una bajada larga con pendiente pero que deja buen sabor de boca cuando empiezas a vislumbrar la Laguna Grande.

Una vez llegas a La Laguna, puedes bañarte o simplemente admirar el paisaje. También tienes el Refugio Elola al lado de la laguna donde ofrecen menús, bocadillos, etc y puedes pasar la noche en tiendas de campaña.

A Gala que le encanta el agua no dudó en meterse y pegarse unos largos para amenizar el calor, ¡disfrutó como una enana!

Recomiendo tomaros un tiempo para descansar y refrescaros (si es verano) en la laguna puesto que a la vuelta empiezas el camino con una fuerte pendiente hacia arriba, aunque el resto de la ruta se hace bastante más amena.

Dicho esto, tanto si te gusta la montaña como si quieres probar (como era mi caso), la Ruta de la Laguna Grande es totalmente recomendable para principiantes y para ir con perros.

¡Cuéntame tu experiencia si te animas a hacerla!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s